25.4 C
Caracas
sábado, 20 julio, 2024

Estudiar una especialización es el sueño frustrado de profesionales en Táchira

El dinero y el tiempo son factores que juegan en contra de algunos profesionales que quieren cursar una especialización. Una maestría de dos años en Gerencia, mención Mercadeo, en una universidad de Táchira, puede costar 640 dólares

-

Por Daniela Chacón (*)

Capacho Viejo. Seguir estudiando es una de las metas de algunos venezolanos que culminan sus estudios universitarios. En Táchira, a algunos de los que ya tienen un pregrado les resulta difícil una especialización.

El dinero que ganan no les alcanza para costearla y, si tienen dos o más trabajos, como suele suceder en la actualidad, el factor tiempo tampoco juega a su favor.

Aquellos que se convierten en profesionales tienen más oportunidades laborales y mejor remuneración. No obstante, en el contexto actual venezolano la situación no es así. Algunos no ejercen su profesión porque ganan más dinero haciendo otras actividades.

Táchira | El llanto de los que se quedan retumba en Capacho Viejo

Wendimar Durán tiene 29 años. Es licenciada en Administración y Gestión Municipal, egresada de la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada (Unefa).

Se graduó en 2015 y desde entonces no ha podido seguir estudiando. Es madre soltera y actualmente trabaja en una mueblería cerca de su casa, en el municipio Independencia.

«Salí de bachiller y comencé de una vez a estudiar. Presenté en Medicina, pero no quedé y me fui por Administración. Apenas me gradué en la Unefa empecé a trabajar en un ente del Gobierno. Quería seguir estudiando, pero no pude. Luego renuncié por el salario. Debía viajar hasta San Cristóbal y se me iba el dinero en los pasajes”, manifestó .

Durán señaló que en 2022 se inscribió para cursar una maestría en Gerencia de Recursos Humanos en la Unefa.

“Yo hice el depósito, pero no pude empezar. Era de noche y el tema del transporte se me hizo difícil. Tampoco tengo un vehículo. He hablado con varios compañeros que estudiaron conmigo y están igual que yo”, sostuvo.

Aunque en la mueblería recibe un salario en pesos colombianos, no tiene tiempo para realizar un posgrado.

“Ahora que tengo otro empleo, tampoco puedo. Trabajo tiempo completo, incluso los sábados y una noche con una empresa organizadora de eventos”, añadió.

Sin dinero ni tiempo para especializarse

Gregory Escobar es licenciado en Contaduría Pública. Estudió en la Universidad Católica del Táchira (UCAT). Egresó hace tres años y aún no ha ejercido su profesión. También es técnico en refrigeración y, gracias a ello, pudo costear su carrera.

Sostuvo que el dinero que obtiene por la reparación, instalación y mantenimientos de artefactos es mayor que trabajar como contador. Lo supo después de acudir a una serie de entrevistas para aplicar a un cargo.

“Es necesario especializarse, eso es lo que puede diferenciarte del resto y obtener un mejor salario en ciertas empresas que reconocen el estudio, pero ahora es complicado hacerlo. Antes no cargaba con la responsabilidad total de la casa, ahora sí. Entonces estoy más ocupado y tampoco me alcanza el dinero para seguir estudiando”, indicó.

Táchira | Juegos de azar son vistos como una opción para conseguir algún dinero en Capacho

El precio de los posgrados puede variar según el grado a obtener, la duración e incluso la universidad o el instituto que ofrezca las carreras.

Por ejemplo, una maestría de dos años en Gerencia, mención Mercadeo, en una universidad del Táchira puede costar alrededor de 640 dólares, es decir, 19.800 bolívares o 152 salarios mínimos, según la tasa de cambio oficial del Banco Central de Venezuela (BCV).

Un camino frustrado

Una docente que solicitó resguardar su nombre comentó a El Pitazo que se graduó en 2009 de licenciada en Educación, mención Castellano y Literatura, en la Universidad de los Andes, Táchira. Apenas se tituló, le resultó complicado ingresar al Ministerio de Educación, pues había mucha demanda y le daban prioridad a quienes figuraban en partidos políticos del Gobierno.

La docente lamenta que no haya sido tomada en cuenta en ese momento, pues cuando ingresó, años después, la situación económica ya no le permitía continuar con otros estudios.

“El país se encuentra dolarizado, pero los sueldos no. Mi salario solo alcanza para comprar algunas cosas en el mercado. Aunado a eso, tengo un bebé. Me gustaría realizar un curso de terapia de Lenguaje, ya que actualmente observo que en escuelas y liceos muchos estudiantes presentan problemas en esta área”, expresó.

Programa de Formación de Nuevos Periodistas (*)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a