20.7 C
Caracas
sábado, 20 julio, 2024

Coordinador Cecodap: la educación es blanco de la violencia armada en zonas populares

Los niños, niñas y adolescentes que estudian en zonas populares lo hacen en medio de un campo de batalla, donde la violencia armada está a la orden del día

-

Caracas.- El pasado 7 de febrero, el equipo de El Pitazo en la Calle compartió a través de WhatsApp con 489 lectores en el forochat «Escuelas venezolanas: entre libros y balas». El evento contó con la participación del abogado y coordinador de Cecodap, Carlos Trapani, quien habló sobre la investigación «Escuelas a prueba de balas», que aborda cómo la violencia armada está afectando negativamente a los centros educativos en zonas populares de Venezuela.

Trapani inició su participación explicando: «Cuando se habla de violencia escolar, lo común es pensar en aquellos que normalmente se presentan dentro de las instalaciones, como las agresiones verbales o físicas, el acoso, la ausencia de normas y los reglamentos arbitrarios o abusivos. Sin embargo, existen otras expresiones de violencia contra los centros educativos donde estos se convierten en blancos, como es el caso de la violencia armada».

El abogado hizo referencia a situaciones como enfrentamientos entre bandas o con organismos de seguridad, incursiones policiales o hasta balas perdidas. Además, detalló que esta es una realidad que enfrentan distintas escuelas en el país, que se han visto en la obligación de organizarse para seguir ejerciendo su labor formativa, pese al contexto.

La decadencia del Ipasme: otro de los problemas que aquejan a docentes

De la necesidad de documentar este problema nace la investigación que dio paso a este forochat, un trabajo conjunto entre Cecodap, Dart Center, Historias que laten y la Agencia Pana. El estudio se desarrolló a lo largo de un año en distintas escuelas ubicadas en Petare y la Cota 905, dos de las zonas populares más grandes de Caracas.

Según Trapani, los principales hallazgos de este trabajo son preocupantes, pues evidencian que la vida, seguridad y educación de los niños, niñas y adolescentes (NNA) están en constante riesgo, incluso en un espacio que debería ser seguro, como las escuelas.

«En distintos centros educativos los maestros han tenido que enseñar a los NNA a protegerse de las balas cuando ocurren hechos de violencia. Sin embargo, en la mayoría de ellos no existen protocolos de actuación seguros ante estas situaciones, únicamente se apela a la intuición», reveló.

Además, apuntó que el problema ha calado de forma tan profunda, que algunos colegios se han visto obligados a coordinar con las bandas armadas para poder garantizar la seguridad y protección de estudiantes y docentes, al menos durante el horario escolar.

La prevención no viene del Estado

El invitado indicó que el Estado ha hecho caso omiso a este problema, pues no ha impulsado planes de prevención ni protocolos de acción para frenar la violencia armada contra los centros educativos, aun cuando viene agravándose.

Aparte, apuntó que el Comité Internacional de la Cruz Roja parece ser la única institución que ha hecho frente a este problema, más allá de las iniciativas internas de cada colegio. «Desde 2017, la Cruz Roja ha promovido programas de entrenamiento sobre cómo actuar de forma segura ante conflictos armados y situaciones de riesgo, un taller que se imparte a docentes y estudiantes por igual».

La formación logró identificarse en 7 escuelas de Fe y Alegría, en 5 estados del país (Apure, Bolívar, Distro Capital, Miranda y Zulia). Según datos recogidos durante la investigación, se han formado a 546 personas (entre alumnos y educadores), pero sigue siendo insuficiente para la cantidad de afectados por hechos de violencia en los centros educativos.

Para Trapani, este es un problema que requiere atención urgente por parte del Estado, pues es el único que puede implementar políticas públicas que ayuden a mejorar la seguridad en las escuelas y reducir la violencia.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a