24.3 C
Caracas
viernes, 19 abril, 2024

Enobu 2023: estudiantes y docentes universitarios comen peor o igual que en 2022

El director del Observatorio de Universidades, Carlos Meléndez, aseguró que en el sistema de educación superior en Venezuela hay una importante población que vive inseguridad alimentaria, mientras es una realidad invisibilizada que no ha sido atendida por el Estado

-

El Observatorio de Universidades presentó su encuesta sobre las condiciones de vida de la población universitaria en Venezuela correspondiente al año pasado (Enobu 2023). La misma encontró que 94 % de los docentes y 81 % de los estudiantes comen igual o peor que en 2022, lo que demuestra que la inseguridad alimentaria está instalada en las universidades.

En los resultados de la encuesta que se presentó este jueves 15 de febrero, también se indicó que 32 % de los profesores y 21 % de los estudiantes universitarios comen menos de tres veces al día. Igualmente, 45 % de los docentes y 39 % de los alumnos han tenido que vender o intercambiar bienes para cubrir gastos de alimentos. 

También se encontró que 82 % de los profesores y 69 % de los estudiantes universitarios disminuyeron sus porciones de comida. Los alimentos que más consumen son los granos y azúcares, seguido de los vegetales, frutas, carnes y granos. Además, 27 % de los docentes y 18 % de los estudiantes viven en hogares pobres, limitados por la frecuencia y calidad de los alimentos que consumen. 

Relator de la ONU: el CLAP se convirtió en sistema de clientelismo y limosna

En ese sentido, el director del Observatorio de Universidades, Carlos Meléndez, aseguró que en el sistema de educación superior en Venezuela hay una importante población que vive inseguridad alimentaria, mientras es una realidad invisibilizada que no ha sido atendida por el Estado. 

Para esta investigación se realizaron 3.751 entrevistas. En el caso de los docentes, 66 % tiene 50 años o más, de los cuales 52 % son mujeres y 47 % hombres. Con respecto a los estudiantes, 45 % tiene entre 20 y 24 años, mientras que 26 % son menores de 20 años. De esta cifra, 66 % son mujeres y 33 % hombres. 

Del total de los encuestados, 69 % de los docentes universitarios en el país realiza otra actividad para obtener ingresos y lo mismo ocurre con 56 % de los estudiantes, mientras que 19 % de los docentes recibe ayuda desde el exterior y 10 % en el caso de estudiantes, quienes además no reciben becas (97 %) en las instituciones públicas.

Carlos Meléndez, director del Observatorio de Universidades. Foto: Mairen Dona

Enfermedades y síntomas de depresión 

La Enobu 2023 encontró que 42 % de los profesores con más de 60 años sufre de hipertensión, mientras que 87 % de los estudiantes tiene enfermedades oftalmológicas. En ese sentido, 56 % de los docentes y 40 % de los estudiantes han tenido que vender o intercambiar bienes para cubrir gastos de salud. 

Según el informe, 4 de cada 10 de mujeres en la universidad tienen 2 años o más sin realizarse chequeos médicos. Además, 64 % de los estudiantes y 33 % de los docentes acuden a centros públicos para atender sus problemas de salud. 

En relación al bienestar psicológico, la Enobu 2023 evidenció que 69 % de los estudiantes y 61 % de los profesores universitarios tienen 3 o más síntomas de depresión, mientras que 51 % y 31 %, respectivamente, tienen ansiedad persistente. Asimismo, 87 % de los docentes considera que la institución donde trabaja está estancada o retroceso 

Servicios e infraestructura 

Al momento de trasladarse a las universidades, 76 % de los estudiantes y 49 % de los profesores lo hacen en transporte público, mientras que 39 % y 32 %, respectivamente, lo hace caminando. Esta situación es más crítica en la región de Guayana, donde 56 % de la población universitaria se moviliza en largos trayectos a pie. 

ONG Aula Abierta señala que universidades venezolanas tienen restricciones

Al ser consultados sobre seguridad ciudadana, 67 % de los estudiantes y 52 % de los docentes sienten preocupación de ser robados, mientras que 25 % de los alumnos y 16 % de los profesores temen ser agredidos. Los delitos más comunes son las estafas, robos y amenazas.

La encuesta detalla que  47 % de los estudiantes recibe clases presenciales, 35 % lo hace de forma semipresencial y 12 % virtual. Sin embargo,  49 % de los estudiantes no cuenta con servicio eléctrico continuo y 7 de cada 10 universitarios asegura que el servicio es regular o malo.

De las universidades consultadas en la investigación, 85 % no cuenta con baños que funcionen de manera continua, 91 % no tiene servicio de agua constante, en 95 % no hay internet y en 86 % hay fallas en el servicio eléctrico. 

La Enobu 2023 precisa que 6 de cada 10 profesores y estudiantes universitarios no cuentan o le son insuficientes los laboratorios y bibliotecas especializadas. Tampoco cuentan con suficiente material de clase ni equipos como video beam o computadoras en las universidades.

El futuro es incierto 

El presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (UCV), José Gregorio Afonso, indicó que los datos presentados en la encuesta reflejan una crisis que «no debemos naturalizar porque es de  profunda dimensión y compromete el futuro del país».

«Con la crisis universitaria no solo está comprometido el presente, sino que el futuro es totalmente incierto porque no hay generación docente de relevo», precisó el profesor desde la sede de la Apucv en Caracas, lugar donde se presentó la Enobu 2023. 

Afonso destacó que no hay forma de que la sociedad no sea perjudicada por la crisis universitaria y reiteró que con la crisis que es visible se evidencia «el absoluto retiro del Estado venezolano de su compromisos con la educación en nuestro país».

José Gregorio Afonso, presidente de la Apucv. Foto: Mairen Dona

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a